Solnce Tripoly Maui

Mamás al poder

El nombre de este fular proviene de la cultura Cucuteni-Tripiliana, una cultura arqueológica matriarcal que floreció entre el 4500 a.C y el 3.000 a.C y que se desarrolló en el área de las actuales Rumania, Moldavia y Ucrania. Las artesanías encontradas estaban decoradas con motivos de repetición de líneas, círculos y espirales, que se encuentran en el patrón de este modelo de Solnce.

Pero vayamos al trapo. Este fular, algodón y cáñamo al 50%, viene tieso de fábrica y hasta que no se alcance un nivel óptimo de domadura, se hace difícil anudar. He notado que con el tiempo, al suavizarse, me va quedando más tela (es una 3, que al principio tenía la impresión de que no me llegaba para nada y poco a poco parece que hubiera más), los nudos al principio son groseros. Diría que este fular necesita lavado, lavado, trenzado y todo lo que las expertas suelen hacer para suavizarlo.

Es un fular más ancho que lo estándar, mide 75 cm, lo que lo hace perfecto para niños más grandes, ya que les cubre bien el cuerpo. Por el contrario, para recién nacidos queda un poco grande, la tela sobrante abulta un poco entre las piernecitas. En cuanto a suavidad una vez domado es ideal, super agradable al tacto. Además, el Tripoly Maui tiene un ligero relieve en el patrón.

Por último, tema soporte, el cáñamo le proporciona buen aguante. Con niño de 12 kg es bastante cómodo en cama simple (no todo el día, pero un buen largo rato sí).

Datos técnicos

Marca: Solnce

Modelo: Tripoly

Composición: algodón egipcio 50%, cáñamo 50%

Gramaje: 265 gr/m2

Aparición: 23 de abril de 2015

Precio: 180€ (talla 6)

Test

Talla 3

Bebé porteado: 8 kg

Niño porteado: 12kg

Información práctica

Solnce

País de procedencia: Países Bajos

Cómo comprar: web

Web

FB

Instagram