De pasión a profesión

Hace unos meses decidí empezar una formación de asesora de porteo profesional. Cierto es que llevo más de diez años porteando, desde bebés recién nacidos a niños de 5 años, he enseñado a familiares, amigas y amigas de amigas, incluso a mamás desconocidas que me consultaban. Me encanta portear y me gusta transmitir esta pasión.

Así que la continuación natural de esta pasión ha sido formarme de manera profesional para seguir haciendo lo que hago con más criterio, conocimientos y respaldada por un equipo de gran calidad.

Mi formación

Después de informarme sobre la oferta en España, me decidí por la formación de una chamana en el mundo del porteo, Elena López, de Monitos y Risas. Y no me equivoqué. Se trata de una formación muy completa y con un equipo humano de gran calidad.

Soy de naturaleza ordenada, rozando lo maniático, así que esta formación tan sumamente documentada, con tremenda información, estudios, documentos complementarios, análisis y prácticas está colmando todas mis expectativas. Elena es una fuente de información muy valiosa a la par que una mamá con gran experiencia personal en el porteo.

Y no puedo dejar de mencionar a Irene Pe, una tocaya mía y la persona más analítica en el tema nudos. Primero te felicita por tu trabajo, alaba tu esfuerzo y luego pasa a detallarte todas y cada una de las cosas que puedes mejorar en tu práctica. Su sensibilidad para que te sientas valorada pese a que está “desmontando” tu trabajo me parece mágica.

Y esto es lo que me gusta de esta formación: aprendo porque como reza el dicho “sólo sé que no sé nada”, y a la vez me siento animada en lo que ya sé.

Un lazo eterno

Hace unos meses tuve la suerte de poder viajar a las Antípodas, porteando a tope y poniendo a prueba mi resistencia en horas y horas de trekking con 13 kg a la espalda. Estando en la bella isla de Nueva Zelanda me contaron sobre un símbolo maorí, el pikorua. Este símbolo representa la unión entre dos personas, un lazo espiritual para la eternidad. Según la cultura maorí este es uno de los símbolos más poderosos del amor. Este símbolo está para siempre grabado en mi piel y es ahora el símbolo de mi nueva actividad.

Porque, para mí, el porteo contribuye a la creación de este lazo que nos une eternamente a nuestros hijos.

Yo soy Pikorua Baby

Bienvenidos

Pikorua Baby

Puedes consultar servicios, agenda y otras informaciones en mi página de Facebook.

Y mi mail: pikoruababy@lostraposdemama.com