PAZ

Una ingeniera ambiental con amor por las fibras téxtiles es la mano creadora de estos hermosos handwoven…aquí tienen la historia contada en primera persona por Liliana Paz.

La marca

Paz Industrias es una marca nacida en Vancouver BC (Canadá)  en 2013 y creada por la peruana Liliana Paz. Desde sus inicios, la empresa se ha dedicado a la fabricación de fulares, bandoleras y bufandas tejidas a mano. Única tejedora, Liliana escogió su apellido para usarlo como marca ya que “simboliza la paz que siento cuando me instalo en mi telar a crear nuevos tejidos”, nos cuenta.

Después de una estancia en la isla de Gabriola, la sede de Paz Industrias se ha instalado recientemente en Victoria.

Los fulares

Paz Industrias es una empresa que propone fulares portabebés tejidos a mano desde 2013. En su oferta, hay dos líneas de fulares, One of a kind (OOAK), si el cliente encarga un solo fular (y entonces se hace ese fular y alguna mantita o chalina), y Tres Marias (TM), si salen más fulares, que luego se ponen a la venta en la web.

¿Cuáles son los pasos para tejer una unidad?

Primero de todo planifico el diseño y las cantidades de hilos, luego preparo los los hilos de acuerdo a diseño y longitud del telar. Esto es un trabajo arduo, estamos hablando de colocar un mínimo de 700 hilos. Luego viene la parte propiamente dicha de tejer el fular, después lo lavo, lo dejo secar y lo plancho. A continuación le coso las costuras y las etiquetas.

¿Cómo trabajas con los deseos del cliente?

Los clientes me cuentan ideas que los inspiran o, de ser posible, me envian fotos, luego yo les sugiero colores de acuerdo a mi cartilla de colores disponibles y de ahí empiezo a crear opciones de mezcla. Preparo varias pequeñas muestras del orden de colores para que el cliente escoja el que le gusta.

¿Cuál es la relación entre customs y fulares que tejes y luego pones a la venta?

Más o menos hay un 60% de encargos y un 40% de fulares que yo creo y luego vendo. También diría que se venden un 60% en América y un 40% en Europa.

¿Trabajas con un sólo telar?

Ahora sí. Hubo una época en la que llegué a tener 5, pero ahora sólo uno.

¿Cuánto sueles tardar en tejer una unidad?

El proceso es largo, desde la creación del diseño hasta que el telar está listo para ser enviado a su nueva casa, puedo tardar unas 14 horas.

¿Qué haces mientras tejes?

Cuando estoy en el proceso de poner los hilos en el telar escucho la radio por internet (cosas como alt latino, Latino US,  American life, radiolab, etc.). Luego, cuando estoy en la parte propia del tejido me encanta escuchar música.

¿Qué es lo que más te gusta de tejer?

Me encanta todo el proceso del tejido, disfrutar de la danza armónica que se genera espontáneamente cuando me siento en el telar.

¿Qué materiales usas?

Utilizo siempre fibras naturales como algodón, lino, alpaca, seda, bambú, tencel y lana.

¿Qué mezcla te gusta más?

Todas las mezclas me gustan pero mi favorito es la seda-alpaca, es súper suave desde el inicio del tejido hasta después de ser lavado.

¿Guardas ejemplares que has tejido?

Tengo algunos retales que uso para pequeños proyectos como cojines, bolsos, chalinas, pañales y pantuflas.

¿Dónde sueles tejer?

Empecé trabajando en mi casa, pero ahora intento tener un taller o estudio separado. Esto me ayuda a concentrarme y a disfrutar más de mi telar.

Una característica 100% Paz Industrias…
Me preocupo 100% de los detalles y si el fular no es perfecto para mis ojos entonces no sale de mi taller.

La mujer

Liliana Paz es una peruana afincada por amor en Canadá desde hace cinco años. Ella y su marido se conocieron trabajando en otro país y decidieron juntar sus destinos en este país norteamericano.

Liliana tejió el primer fular Paz Industrias en abril de 2013, pero la historia de amor con los telares empieza un poco antes. Vamos a conocer cómo…

¿Qué hacías antes de dedicarte a tejer?

Me formé profesionalmente como Ingeniera ambiental, trabajaba en minas en el área ambiental implementado ISO 14001. Ahora me he mudado a Victoria BC donde voy a seguir con estudios en esta línea.

¿Cómo decidiste dedicarte a hacer fulares?

Por curiosidad y ganas de aprender, una mamá en Vancouver estaba buscando a alguna tejedora para hacerle un fular y entonces me anime a hacer uno. Me encantó todo el proceso y el hecho de que esta tela es usada para mantener a tu bebé cerca. Esto me animó para seguir haciendo fulares originales y únicos.

¿Dónde aprendiste el oficio de tejer?

Todo empezó en el año 2011 en la isla de Vancouver, allí tuve mi primera experiencia con los telares y me fascinó desde el inicio, aprendí de otra tejedora con la que hice dos proyectos. Luego decidí ir a estudiar arte textil en la ciudad de Nelson, BC, en la Kootenay School of Arts.

Mi segundo proyecto en mis telares fue hacer mi vestido de novia, tejí mi propia tela y después armé mi vestido con mi máquina de coser.

Ahora que vuelves a retomar tus estudios,, ¿vas a dejar de tejer?

No, claro que no…llevo este arte en mis venas igual que mis másters peruanos en el campo téxtil. En los últimos tres años Liliana ha creado alrededor de 600 fulares y bandoleras.

Una anécdota…

Cuando recién aprendí a usar los telares y decidí tejer mi tela para mi vestido de novia, mi maestra de los telares no me creía, pensó que estaba de broma hasta que me presenté en su taller con mis hilos e ideas lista para empezar mi proyecto.